No, no estamos lanzando una dieta milagrosa ni otro truco para perder peso que vería en televisión en la madrugada.

Pero la realidad es que PUEDE quemar más calorías mientras duerme, en su escritorio, enfrente al televisor o en otros varios estados de inactividad. La clave consiste en aumentar la Tasa Metabólica en Reposo (TMR) y el mejor modo de hacer esto es a través del entrenamiento de fuerza.

Al ejercitar con pesas periódicamente, usted aumenta la masa muscular magra y el músculo magro quema calorías a una tasa mucho más alta que la grasa. Cuanto más magro sea el músculo, más calorías quemará – incluso cuando esté perfectamente quieto.