Ya sea que compita en forma semanal en el equipo de la empresa o que sólo se una al juego de manera ocasional, jugar al softball sin un entrenamiento puede dejarlo con dolor muscular, o peor. A continuación presentamos algunas pautas básicas para evitar lesiones y para tener un buen rendimiento..

FLEXIBILIDAD/PREVENCIÓN DE LESIONES. Antes de cualquier juego, comience con 5 o 10 minutos de precalentamiento tales como trote o caminata rápida. Luego, dedique tiempo al estiramiento, prestando especial atención a estos músculos: los músculos de los hombros y cuello, parte frontal del muslo (cuádriceps), parte posterior del muslo (tendones de la corva), cara interna del muslo, glúteos, pantorrillas. Asimismo, asegúrese de estirar y dejar enfriar los músculos DESPUÉS de cada juego.

FUERZA. Fortalezca los músculos del hombro mediante levantamientos laterales, levantamientos frontales o prensa de hombros. Las flexiones de brazos y los levantamientos de pesas en banco pueden mejorar la fuerza total de la parte superior del cuerpo. Al fortalecer los músculos, también ayuda a protegerlos contra lesiones.

VELOCIDAD. Desarrolle músculos en la pierna mediante ejercicios de fuerza como prensa para piernas y estocadas (zancadas).