Si el objetivo máximo de su entrenamiento es obtener abdominales planos, usted no es el único; adquirir una región media más delgada y tonificada resulta una prioridad para muchas personas que comienzan un programa de pérdida de peso. Desafortunadamente, muchas personas también tienen arraigadas ideas erróneas sobre cómo mejorar los abdominales y se exponen a sufrir desilusiones en el proceso.

Usted PUEDE mejorar sus abdominales. El primer paso y el más importante es comprender algunos conceptos básicos y ABSolutos:

  1. A medida que pierde grasa, ésta se eliminará de forma uniforme de todo su cuerpo. Usted no puede seleccionar y elegir el lugar de dónde eliminará grasa (el concepto, “reducción de áreas específicas”, es un mito). Pero veamos el lado positivo: continúe perdiendo peso según un plan de salud, y la mejora de los abdominales será sólo uno de los buenos resultados que observará.
  2. Si está excedido de peso, DEBE perder grasa corporal para ver los efectos de los ejercicios tonificadores de músculos. No importa con cuanta intensidad trabaje para tonificar sus abdominales, no podrá verlos si se encuentran cubiertos por una capa de grasa.
  3. Un enfoque multidimensional da resultados. Sus probabilidades de éxito se incrementan si enfrenta el problema desde diferentes ángulos: (1) consuma menos calorías, (2) queme más calorías por medio de entrenamientos cardiovasculares, (3) incremente su metabolismo a través de un entrenamiento de fuerza (cuanto más masa muscular tenga en total, mayor será la cantidad de calorías que queme), y (4) haga abdominales u otro tipo de ejercicios para abdominales como parte de su rutina de entrenamiento de fuerza.