Sabía que…

  • Los carbohidratos complejos, que poseen más vitaminas y minerales que los azúcares simples, no se detallan en la mayoría de las etiquetas de los alimentos. Sin embargo, resulta fácil calcularlos. Comience con el “Total de carbohidratos” y reste la “Fibra dietaria” y los “Azúcares”; la respuesta es el número de carbohidratos complejos.
  • Los ingredientes se detallan en el orden del más grande al más pequeño. Entonces si los aceites y los azúcares se encuentran en la parte superior de la lista, el alimento probablemente no constituya la elección más saludable.
  • Cuando un producto está clasificado como “libre de grasas”, no significa que sea libre de azúcar. El azúcar posee miles de calorías, entonces no crea que no sale perjudicado al comer carbohidratos o caramelos libres de azúcar.