Conozca la cantidad de sodio que consume: Muchos usamos la sal en exceso, superando ampliamente la cantidad diaria recomendada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) (2400 mg). ¡Una cucharadita tiene 2300 gramos! Y mucho de este sodio no proviene de nuestros propios saleros. El sodio está en casi cada tipo de comida preparada y en los bocadillos que encontramos en los estantes de las tiendas.

Por lo tanto, ¿cómo puede reducirlo? Utilice menos sal al cocinar o intente cambiar por la sal marina. La sal marina tiene menos contenido de sodio que la sal procesada y debido a que es más concentrada, puede utilizar menos en preparaciones que requieran sal. Pero para disminuir la ingesta de sal de verdad, comience por leer las etiquetas nutricionales. ¡Conozca cuál es su consumo de sal!

Sazonadores: Es cierto que las hierbas y los condimentos son alternativas excelentes para la sal cuando prepara comida. Sin embargo, si está cuidando su consumo de sal, tenga cuidado ya que muchos condimentos conocidos se preparan con sal.

Ejemplos: Suavizador de carnes, condimentos para fajitas, condimento tailandés y pimienta limón. Asegúrese de revisar las etiquetas de ingredientes, cualquier elemento que figure como sal, sodio o monosodio glutamate contiene sal. Por suerte, muchos sazonadores premezclados también tienen una variante sin sal.