Los champiñones Portobelo son ideales para el asador. Son una alternativa perfecta para las carnes rojas, no sólo para los vegetarianos, sino también para los que están cuidando el consumo de calorías o grasas. No pueden ser más simples de cocinar. Son extremadamente versátiles y útiles en una amplia gama de platillos. Estos son los puntos básicos:

  • Cortar el tronco, cerca de la base de la cabeza.
  • No lave los champiñones debajo del agua. Por el contrario, golpéelo suavemente contra una superficie plana para que libere cualquier suciedad, luego con suavidad quite cualquier suciedad entre las “escamas” con el dedo o con un cepillo para champiñones.
  • Cepíllelo con aceite de oliva en ambos lados.
  • Ase en fuego moderado por alrededor de 5 a 6 minutos, girándolo una o dos veces para que se cocine parejo.
  • Elija de entre las diversas formas de servirlo: Como si fuesen hamburguesas, agregándole (quesos, lechuga, tomate, etc.) cosas que le pondría a una hamburguesa de carne. Sírvalo sobre verduras, como ensalada. Úselo como relleno para hacer fajitas, tacos o burritos.